El Pelo De Jake Bugg*

*Después del éxito (?) de La Sonrisa de Jake Bugg y de la promesa de una trilogía que no haga enojar a Alan Pauls (y a su: el llanto, el pelo, y el dinero), Pablo Durio decidió escribir El Pelo De Jake Bugg. La ciencia todavía no encuentra la cura para el cerebro de Pablo Durio.
Atte. La Administración.

por Pablo Durio (@PabloDurio)

Ahora Jake Bugg dice que los primeros zapatos que se compró son unos Prada y cierto grupo de fanáticos lo acusa de, ejem, haber perdido su conexión con la clase trabajadora, haberse distanciado de sus orígenes, haberse convertido en un chico lindo con ropa cara pero, además de la acusación sobre la falta o no de conciencia de clase de  Jake Bugg, ¿alguien puede pensar en su pelo?

Esto puede parecer un intento desesperado de reparar en un detalle a priori insignificante, una gracia forzada que busca en la particularidad una explicación que nadie pidió, un esfuerzo desmedido por (una vez conseguido que Jake Bugg sonría) lograr que nadie detenga el crecimiento desbordado del pelo de Jake Bugg.

Jake-Bugg

En una entrevista concedida a NME y publicada el 23 de febrero de 2015 bajo el contexto de la entrega de los NME Awards, Jake Bugg  sostiene un micrófono en la mano, viste de negro como siempre, no mira a la  cámara ni una sola vez, se ríe de sus propios chistes, y mientras declara que sus próximas canciones serán “un poco más oscuras” su pelo a la Noel-Gallagher-soy-una-estrella-del-rock-británico  crece, crece, segundo a segundo y está a punto de taparle la cara por completo y, ah, sí, para los muchachos que lo acusan de pensar en la ropa y en la plata Jake Bugg agrega, como al pasar, sobre su proceso de su escritura que: “No he estado viendo a nadie o trabajando con nadie, me encerré en mí mismo y estuve escribiendo y haciendo cosas desde que empecé en este camino, cuando, ya sabes, tenía 17 años. Y yo no tenía dinero en ese momento, no podía hacer nada, ni siquiera podía ir a un bar.
Ahora puedo hacer lo que quiero cuando quiero, y es una sensación extraña”. Jake  Bugg habla de plata, señores, de plata. De plata y de comodidad. De plata y de, oh-oh, amor.

Porque cuando Jake Bugg era chico sus padres se separaron y la relación con ellos nunca fue fácil y eso terminó por, digamos, empujarlo a la calle, de ahí viene su inspiración, de ahí su actitud reacia y de “gruñon”, de ahí sus viejas épocas de soy un chico malo que no sonríe.

249169_Jake_S64_F7

Claro que no soy el único sensiblemente preocupado por el pelo de Jake Bugg, en una revista llamada menfashionmagazine.com  se analiza el look Jake Bugg y se lo describe como una celebridad influyente y un ícono de la moda y ahí mismo, después de tres poco interesantes apartados (a saber: The Harrington Jacket, The Jeans y, por último, The Shirt) se llega por fin, avancemos con esto para no perder el ritmo, a su pelo y dice, más o menos textualmente -traducción que probablemente deba ser leída con acento neutro-: “el estilo de Jake Bugg es muy icónico, al mismo tiempo que muy significativo para el pasado musical de Gran Bretaña, su pelo parece no tener ningún estilo ni forma en absoluto pero,  ¡ese es el punto!. Se trata del desorden, un look desordenado toma más tiempo del que tu pensarías”. Gracias por hacerme perder el tiempo, menfashionmagazine.com

tumblr_ne2mq5YRO71sxtxgko1_500

Y sin embargo el pelo es más importante de lo que menfashionmagazine.com cree. Guy De Maupassant escribió el 13 de mayo de  1884 un cuento titulado La Cabellera en el cual un hombre encuentra una trenza de pelo rubio de mujer en un compartimento secreto de un mueble que data del siglo XVII y se vuelve loco y, bueno, puede que haya tenido relaciones sexuales o bien con la cabellera de la mujer o bien con el fantasma de la mujer convocado desde los mechones de pelo: “Ella vino. Sí, la he visto, la he tenido entre mis brazos, la he poseído, tal como era cuando estaba viva antaño, alta, rubia, exuberante, los senos fríos, la cadera en forma de lira; y he recorrido con mis caricias esa línea ondeante y divina que va desde la garganta hasta los pies siguiendo todas 5 las curvas de la carne”, y, tomen aire porque ahora va todo junto: Jesús tenía el pelo largo,  Heráclito salió del río tan despeinado como ArquímedesSócrates y Platón compartían corte de pelo, además Sócrates le dijo a Fedón que hoy mismo se cortaría el pelo si no lograba sobrevivir a sus argumentos, es sabido que Homero murió arrancándose los pelos de desesperación, y que Cervantes, Quevedo, y Góngora se peinaban como Shakespeare,  lo primero que ardió de Juana de Arco fue su pelo, a Newton lo despeinó una manzana, a Tomás Alba Edison la electricidad le puso los pelos de punta, Bach disimulaba con una peluca y Leonardo Da Vinci se despeinaba también la barba, todos los ángeles del cielo-las hespérides-las musas-las sirenas y las mujeres que saben volar, todos y todas, tienen extensas cabelleras destrenzadas, a los clérigos les molestaba mucho, muchísimo, el look de moda entre los príncipes y los muchachos ligeros, por llamarlos de algún modo, de la nobleza de pelo largo porque lo consideraban parte de la “femenización llegada de Oriente”, la canción Hallelujah de Leonard Cohen habla de Sansón: “Ella te ató a su silla, ella te rompió el trono y te cortó el pelo”,  en el segundo episodio de la segunda temporada de Los Simpson, titulado Simpson y Dalila, Homero consigue que le crezca el pelo -lo que él considera como razón de su nuevo éxito laboral-,  en Dragon Ball Z cuando Goku se vuelve SSJ3 (super saiyayin 3) su pelo se alarga y se vuelve rubio y hace referencia al poder, y Elvis Presley se dejó influenciar por su peluquero-gurú (una especia de Claudio-María-Dominguez-capaz-de-hacer-corte-y-color).

jake-bugg-003-800x592

¿Ahora se entiende, detractores del nuevo estilo de Jake Bugg, señores de menfashioning.com,  señores detractores de la moda en general, por qué el pelo de Jake Bugg es importante?

Nadie dice que alguien termine, como Guy de Maupassant, invocando al fantasma de Jake Bugg desde un mechón de su pelo para tener sexo con él, porque además de ser monstruoso y probablemente ilegal en algunos países, lo más seguro es que Jake Bugg  no crea en la invocación mediante brujerías capilares pero, junten lágrimas en los ojos, sí mediante canciones de amor.

What do you want for? / What are you needing? /Songs about memories that hide / And then shatter your mind/ Like a constant reminder/ I just want to find where you are

No le corten el pelo a Jake Bugg.

No lo dejen sin poderes.

Por-favor.

fc31f1a0a621d66e1e13e640df860398


Comentarios

One thought on “El Pelo De Jake Bugg*”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>