por Redacción Nadie es Cool (@nadieescool)

En vísperas del pasado viernes (ayer) trascendió la noticia de que la secretaría de deportes del país iba a hacer aquello que a Michetti le cuesta tanto: moverse.

Teniendo en cuenta que nuestro coeficientemente avanzado presidente es una persona muy afín a las pelotas rebotando sobre césped limpio, se tomó la decisión de acercar la secretaría de deportes a su persona pasándola del Ministerio de Educación a la Secretaria General de la Presidencia.

Como todos saben Macri estuvo siempre muy ligado al fútbol, llegando incluso a dirigir el equipo por el que hincha cierta cantante pop estadounidense que sufrió unos altercados con cosas explotando en Manchester. Pero si bien el conocido once b*ludos corriendo atrás de una pelota es el deporte preferido de Mr. President, nos llegaron a la redacción rumores de que con el cambio de lugar de la secretaria se implementarán nuevos deportes institucionalizados que pasaremos a detallar acá abajo.  Estos deportes estarían impulsados desde la presidencia, con el fin de estimular la actividad física y al mismo tiempo contribuir al país de alguna manera.

Los deportes son los siguientes:

  • Privatiball: para este juego es requisito ser presidente y conocer otros presidentes, cosa no tan difícil si uno es presidente. Luego de juntar tres o cuatro presidentes de países con características similares al de uno, cada presidente debe buscar tres empresas que todavía no hayan sido privatizadas en su país. Una vez que se tienen en mente esas tres empresas ¡Comienza el juego! Quien privatice más rápido las empresas no privatizadas ganará el partido de privatiball.1
  • Decretazo: al igual que el anterior, este deporte precisa que sus participantes sean los presidentes de su país. Pero en este caso cada presidente deberá introducir o derogar leyes por decreto ¡Cuánto más insólitas mejor! el primero de los países en obtener una manifestación popular ganara el primer punto, pero el juego continúa hasta que uno de los países junte más de cinco manifestaciones.
  • Majool: este es el deporte más polémico de los propuestos ya que involucra los sentimientos humanos. Claramente va a ser el más difícil de aprobar porque sus reglas son crueles y egoístas. Para este deporte no es menester ser el dirigente de un país pero sí ser un tanto mediático y estar relacionado con la política de ser posible. Los participantes (máximo 5) deberán ganar el amor de un periodista, sí, el amor, valiéndose de todas las tácticas que consideren adecuadas siempre que estas no incluyan drogas o pociones variadas. No es tan difícil como parece.maju
  • Repre-on: este es el deporte más fácil ya que no es necesario terminar la secundaria ni tener ningún tipo de criterio para ser participante, sí es obligación ser policía pero eso no lleva mucho tiempo. Deben juntarse al menos veinte policías y dividirse en equipos de cinco, obviamente todos armados con sus correspondientes gases lacrimógenos y demás. Los grupos deben salir desde un mismo punto de la ciudad y reprimir violentamente a todos los trabajadores que encuentren o, en su defecto, gente pobre que esté manifestándose por alguna razón. Una partida de Repre-On dura 12 hs. Al finalizar esas 12 hs el equipo que más grupos de manifestantes haya reprimido se lleva los laureles.

    2-

Estos son tan solo algunos de los deportes que piensan impulsar desde la secretaria renovada de deportes, ahora a cargo de la excelsa presidencia. Como habrán podido notar, algunos vienen jugándose hace bastante pero tranquilos: ¡Es solo cuestión de tiempo para que todos podamos divertirnos con estos nuevos juegos!

Estaremos informando más al respecto, stay tuned y recuerden: mens sana in corpore sano.

La redacción.

 

Comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.