por Redacción Nadie es Cool (@nadieescool)

 

La semana pasada asistimos a una de las noticias más WTF de la historia de Internet: una supuesta banda misteriosa alrededor del mundo está imponiendo un juego, la famosa “Ballena Azul”, en la que obligan a adolescentes a automutilarse y finalmente suicidarse, a través de redes sociales como Facebook. Si te parece una soberana pelotudez que alguien pueda acceder a hacerse daño o matarse porque un conjunto de caracteres anónimos se lo ordena desde una pantalla, está bien, todavía no perdiste la cordura en esta pesadilla postapocalíptica-millenial que es el siglo XXI.

ballena-azul-10-533x400

Nuestro Departamento de Juegos Suicidas y Tendencias de Internet (DeJuSuTI), por otra parte, decidió crear su propio juego decadente y absurdo para no quedarnos atrás en este clima de época. Así, les ofrecemos a continuación los 6 pasos a seguir para completar la Ballena Nadie Es Cool (íbamos a escribir 50, pero ¿quién tiene tiempo para hacer 50 cosas?).

 

1- Tomar alcohol hasta que las paredes de la casa donde se hace la fiesta se inclinen a un ángulo de, por lo menos, 30°.

 

2- En caso de que el ángulo distorsivo provocado por tu ya no tan elegante borrachera no llegue a los 30°, calcular la proporción áurea entre la casa, la pared y el vaso de lo que sea que estés tomando porque fue lo primero que encontraste, claro, si no tenés un mago para andar comprando bebidas de cheto como Smirnoff y Red Bull porque la economía ya no da para más.

2- a) En caso de no saber qué es la proporción áurea, queda usted (?) automáticamente eliminado del juego. Los pobres griegos dejaron cinco o seis conceptos hermosos y vos (volvemos a tutearte), como buen pelotudo/a, viviendo la vida como si nada sin conocerlos. Cerrá esta pestaña, abrí Google, buscá “proporción áurea” y replanteate las decisiones de tu vida, que bien que te hace falta.

2- b) En caso de sí saber lo que es la proporción áurea, pero a la vez estar muy borracho/a para calcularla con cierto grado de certeza, aproximarse a la persona más inteligente de la fiesta y pedirle que calcule por vos.

2- b) I) Si responde afirmativamente, observar largamente sus ojos color miel mientras manipula el lapiz y las cifras se desprenden por arte de magia de la punta de sus dedos y aparecen sobre la hoja, sueltas, describiendo al mundo con precisión enfermiza y enigmática belleza.

2- b) II) Si responde negativamente: y claro, salame, ¿qué pensabas? ¿que iba a dejar todo lo que estaba haciendo para satisfacer los caprichos perturbadores del/la creep que está sentado sólo hace una hora tomando alcohol barato y mirando la pared?

9539950219_b95691512d_b

3- Contemplar la intrascendencia de tus actos, tus pensamientos, tus victorias y tus derrotas hasta que aflore en tu mente lo irónico de tener que decidir qué hacer a cada momento de tu existencia, inmerso en un sistema que te fue impuesto y que determina de antemano a grandes rasgos los caminos por los que puede ir tu vida.

 

4- Decidir que entonces lo único realmente válido es encontrar obsesiones alternativas y consumirlas hasta que ya no quede nada ahí, dejando en el camino un reguero de anécdotas de dudosa credibilidad, ensayos pretensiosos que intenten resumir en pocos párrafos temas complejísimos que, en realidad, no entendés del todo (pero te encanta fingirte experto).

 

5- Observar la complejidad del mundo y lo inabarcable de sus infinitas relaciones y decir, orgulloso y conmovido: “Ahre“.

 

6- Convertirte en redactor de Nadie Es Cool.

1465763118447-what-the-fuck-gif

Esto fue, señoras y señores, nuestra humilde alternativa a la idiotez de la Ballena Azul (si te vas a terminar matando, al menos que sea con cierta elegancia).

De nada.


 

Comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.