Avistaje musical

por Matías Morales (@escribemorales)

Si nos centramos en la gran ballena que es la cultura en nuestro país, podemos visualizar diferentes y múltiples corrientes internas, dentro de otro interno espacio fragmentado en el denominado under, que habita dentro del under más grande que es la escena en algunas ciudades y provincias del país –leído con voz en off estilo National Geographics-. En todas estas fibras que forman el carnoso y cóncavo cuerpo de nuestro metafórico y enorme mamífero, hemos detectado una marcada tendencia.

1082038701

De todos los diferentes órganos que constituyen al nombrado animal vamos a hacer foco en la tan ponderada y a veces vapuleada “música de bandas”, “cultura rock” o “espectro rockero”, en fin, elija el nombre que prefiera… La ubicación elegida en el noble cuerpacho va a ser la del intestino –siempre teniendo en cuenta que hay varias que se colocan directamente en el recto-.

Habiéndole dado el marco biológico general correspondiente, procedemos a inmiscuirnos en el comportamiento de las bandas en cuestión. Cuando hablamos de retroalimentación entre bandas podemos decir que es una tendencia muy propia de nuestro país. Las otras ballenas chilenas, uruguayas, peruanas, etc., en esta cultura rock tienden a copiar o reflejarse en otros horizontes yankees o europeos, casi como únicas opciones, incluyendo bandas argentinas dentro de este cupo a importar.

Dentro de las variadas corrientes podríamos poner como ejemplos más trascendentales lo sucedido en los ‘70 y sus factores comunes retroalimentados entre sí: Los Gatos, Tanguito, Almendra, Manal, Gieco, Santaolalla, Sui Generis y muchos otros exponentes que fueron los primeros en involucrar lo propio y cantar en castellano sobre aquellas primeras melodías absorbidas desde la Europa Beatle y Stone. Así también sucede en los ’80 con: Miguel Mateos y su banda ZAS, Virus, Soda Stereo, Los Enanitos Verdes, Suéter, Los Rodríguez, Los Fabulosos Cadillacs, Los Violadores y V8 y en los ’90 con todo lo que se generó con el denominado “Nuevo Rock Argentino”.

Soda+Stereo+11913

A lo que apuntamos, es a que desde los albores de la humanidad en el intestino de nuestra querida ballena hemos sido y seguimos siendo referentes en la autoreformación de las influencias y referencias, que incluye corrientes ideológicas, modismos estéticos y sonoros. De allí que por ejemplo Gustavo Cerati y Daniel Melero son los constructores de toda una movida en la cual la estética de la canción coquetea con la electrónica, de la que desprende Babasónicos, del cual a su vez desprenden cientos de bandas herederas de la estética y el sonido sónico indefinido (rock/pop/balada/dance).

¿Será que se instala y prende muy fuerte el ídolo propio? En este caso el primero que se viene a la cabeza es Charly que en algunos momentos fue algo así como un dios indiscutido, si bien la troupe que lo seguía tenía una matriz post Beatle, su “ídolo” era Charly, con Fito y Pedro Aznar a la cabeza de los seguidores.

Charly-1

 

Por nombrar otros faros importantes que generaron pequeños vórtices a su alrededor en diferentes etapas, “Sumo” -o la figura de Luca Prodan en sí- en un momento donde se lo estimaba por su planteo ideológico más allá de lo musical, o el mismísimo Spinetta creador de un “culto poético” alrededor de la canción, cualidad que muchos/as intentaron manejar, algunos/as con más éxito que otros/as.

Lo particular del movimiento interno musical es que se da en todas las escenas rockers y a lo largo de por lo menos 60 años de actividad: V8, Iorio y Almafuerte, Ricky Espinoza, Fun People y el crecimiento de lo Under que a la vez formaba prototipos en grupos reducidos que se reformulaban en pequeñas comunidades.

Hoy seguramente El Mató A un Policía Motorizado es la banda abanderada –la que lleva la posta- en un indie local único, propio, argentinizado y de exportación, de la cual se han espejado otras tantas como: Tobogán Andaluz, Mi Amigo Invencible, Rayos Laser, Bestia Bebe etc. El Mató trae frescura a una escena en la que parecía que sólo las bandas que pegarán un gran sello podían construir. ¿Son la revelación Indie o una banda de La Plata que compone desde el despojo y los residuos de un triste post punk? La lectura para la escena más cercana fue clara, y comandó una tropa poderosa independiente que sigue creciendo y cada vez con más características propias –Futbol, amores suburbanos y héroes locales- forman una retroalimentada maraña con latente vida propia.

71822_description_1904582

Sin dudas nuestra ballena es una de las más lindas y de a poco hay que empezar a quererla y cuidarla más, las construcciones independientes están siendo de su más preciado y saludable alimento. Revistas, producciones, bandas, literatura, teatro, que forman todos sus órganos y parece que hoy el mar está más grande y limpio que en otras décadas, sigamos copiándonos y cada vez hagámoslo mejor.

“La originalidad consiste en saber versionar” decía Agustín Fernández Mallo (novelista) sobre Borges… Y tengamos en cuenta que la mejor versión es la propia.

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>