Ayesha Marín. 27 . La Plata.

.

.

. .

.

..

.

. .

.

.

“Velar el Trauma”
es una obra que nace de la necesidad de exorcisar traumas familiares muy profundos.
La idea de ocultar todo detrás de un velo, que finalmente se adhiere a la cara impidiendonos respirar, vivir.
Para la serie me ayudo un amigo Agustin Lostra con un escrito que simplifica un poco esta idea:

VELAR EL TRAUMA
Velar acompañar lo muerto hasta soltarlo. Comprobar. Velar esconder lo muerto detrás de un cajón o una mentira.
Tapar. Lo ceremonial del rostro de una madera o de un velo virginal. La carne detrás. Irremediable sangra se pudre.
Tiene olor. Fantasma. Velo fantasma abrazado a los propios huesos. Velo compañero. Segunda piel. Fascia de silencio
sobre el gran órgano de la palabra. Órgano acorazado.

Ese velo embellece y genera una capa sutil sobre el mundo un filtro. Ese velo ahoga. La carne detrás pegada esperando. Lo blanco oscurece.
Como una fotografía velada de luz. El conocimiento también es un pinchazo. La sangre mancha el límite lo revela ilusorio.
Destapa el fantasma. Lo desvela lo venga lo hace venir. Velar el trauma un acto de desprotección. Parir o ser parido.
Romper la bellísima jaula porque detrás la carne. Irremediable respira se enciende. Lo negro aclara. Te miro entonces.

 

@ayesha.fotografia ]

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>