“La Vanguardia es así…” Gracias, Gustavo

por Matías Morales (@escribemorales)

En este preciso momento desde Nadie Es Cool abrimos el paraguas y tratamos de avanzar y atravesar esta tupida lluvia de lugares comunes, rememoranzas un poco rancias y una remarcada embestida de “gracias totales” frenéticos y en masa, para poder hacerle frente al acontecimiento en cuestión.

Es que lamentable y finalmente murió Gustavo Adrián Cerati Clark, el músico popular más influyente que haya nacido de este lado del mundo. No nos vamos a poner a contarles la biografía  -para eso tienen wikipedia– pero la idea es poder darle un marco pequeño a la magnitud de este fenómeno.

g1

Sobre su trayectoria musical vamos a señalar varios logros que son particulares de una figura cómo él, pero convengamos que más allá de estos archiconocidos dotes, supo traer a la escena argentina, en primera instancia, y luego en Latinoamérica la construcción de la canción persiguiendo y manteniendo una línea estética como premisa fundamental. Estética en la imagen, estética en la lirica y hasta en la escenografía, cuestiones que salvo Moura y Virus    -de forma menos masiva- habían logrado instaurar.

Naturalmente, “El rock tenía que ser otra cosa” por lo que más de un energúmeno armaba rivalidades entre los “Caretas” y los “Rockeros reales” que serían representados –entre otros- por Sumo. Lo de Soda Stereo era venir a romper con todos los prejuicios del público rockero post hippie haciendo una tremenda escalada a la popularidad y masividad.

Chile, Perú, México, Colombia, Venezuela y Ecuador fueron los primeros países que adquirieron el mayor fanatismo y lo acompañaron en toda su carrera. Soda Stereo es la primera banda en todo Latinoamérica en abrirse a todo un continente, cuestión que otros artistas de la talla de Luis Alberto Spinetta o Charly García tardaron más en lograr, siendo ellos antecesores de Soda.

Otra cuestión en la que Gustavo y compañía primerean la tarea, es en la incorporación a la industria del Video Clip, ya que los videos de “Dietético” y “Te hacen falta vitaminas” del año ‘84 fueron de los primeros en rodarse. “Cuando pase el temblor” del ‘86 fue un éxito absoluto en el país y fue el primer videoclip en ser reproducido por toda Latinoamérica a través de la debutante señal de Mtv Latinoamérica.

“La vanguardia es así…” se escapaba entre los escasos dientes de un genial Charly García, con esta frase como eje, no se puede dejar de resaltar la capacidad cuasi camaleónica de Gustavo Cerati de mutar, y a la vez experimentar, sentando un precedente en ese proceso.

Podemos aseverar entonces que: lo de Soda fue único y en un momento único, lo de “Colores Santos” con Daniel Melero es muy original e inédito, utilizando los primeros sintetizadores por estos lares. El proyecto electrónico “Plan V” también lo fue y ni hablar de “Roken” con Flavio Etchetto y Leandro Fresco que hasta alcanzaron a encarar varias giras con tres Laptops.

ceratimeleroceratimelero

La carrera como solista es exquisita, pasando por el “Amor Amarillo” que surgió mientras había algo de Soda dando vueltas, el inmenso “Bocanada” grabado en Abbey Road y quizás: ¿el mejor disco solista hecho en el país después de “Artaud”? Bueno, eso es a criterio de cada uno.  A ese par le siguen, uno electrónico experimental “+Bien” y “11 Episodios Sinfónicos”, tremenda obra elaborada con Alejandro Terán. Luego, vienen tres discos que lo colocan en lo más alto de los charts en Latinoamérica y lo llevan a volver a encarar extensas giras.

Siempre es hoy” un disco de 17 canciones muy  pro que generan nuevamente un refresh a la escena. “Ahí Vamos” que es algo así como a una vuelta a cierto sonido pre-Soda y “Fuerza Natural” que es su último estupendo trabajo, pero es el que nos deja canciones que conmueven mucho, porque están por el inconsciente colectivo relacionadas con el accidente.


En fin, las circunstancias luego de la internación, que nos llevan a todos a no contar con su presencia –no más discos, no más shows- hacen que para el individuo en general la trompada sea recibida con cierta protección -si es que se le puede llamar así- a un proceso colectivo y personal de alejarse de alguna referencia que podría uno haber construido con él.

Hay muchas y extensas apreciaciones con relación a ¿qué es el arte? O a ¿cuál es el objetivo que este tiene? Vamos a elegir el de construir lazos que no tienen que ver, ni con la presencia física del artista ni con su pretensión como figura pública, entonces, podemos detenernos en la necesidad de perpetuar y la capacidad de hacerlo a través de su obra que estos tienen.

En el caso de Gustavo, como así también el de Luis Alberto -artista de referencia para él mismo- han podido consolidar una extensa obra que han sido y serán faros en el mar para todo promiscuo guitarrero que se lance a encarar una pretensión de canción. Se supone que el vanguardista la tiene clara, tan clara que se la inventa y a todos nos fascina su creación.

Entonces, dejó de latir el corazón de un bello, que hacía canciones bellas y que dicen cosas bellas desde la más bella vanguardia.

Gracias, Gustavo.

rombos-gustavo-cerati-L-1

***

 

Algunos Artistas del semillero Ceratiano:

Javier Barría – Chile

Natalia Lafourcade – México

Leo García – Argentina

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>