Las redes sociales como ágora contemporánea

[Redes Sociales. Facebook. Instagram. Twitter. Nueva Normalidad. Covid. Espacio público. Virtualidad. Grecia. Dórico. Jónico. Corintio. Arcaico. Clásico. Helenístico]

por Germán Ferradas (@germanferradas)

Hace ya 200 días vivimos una “nueva realidad”. Cuarentena, aislamiento y distanciamiento social. ¿Dónde estuvimos todo este tiempo? Los lazos de proxemia y vida en comunidad se borraron acelerando el advenimiento de un nuevo paradigma socio-tecnológico. Esta visión revaloriza el uso de la tecnología como instrumento de sociabilización en contraste con el discurso analógico de las redes como destructoras de lazos humanos. La desaparición del soporte físico, que es el espacio público, nos lleva a pensar qué instrumentos digitales cumplen hoy su rol de roce y mixtura social. ¿Son las redes sociales el ágora contemporánea? Y si así fuera ¿puede su espacialidad modificar nuestro pensamiento?

La espacialidad de las redes

Clases por zoom, yoga y fitness en Instagram, cursos de pintura en creahana y fiestas por streaming, todo en la comodidad de tu casa y sin necesidad de tener contacto con el exterior. Esa distopía digital que veíamos en películas como Wall-e o los Supersónicos se hizo realidad. El espacio público se suprimió en términos tangibles pero se resignificó virtualmente. A diferencia de otras situaciones de aislamiento a través de la historia, la pandemia de COVID nos encontró con un mundo digital en incipiente desarrollo, haciendo que las redes se vuelvan nuestros lugares de encuentro. En estas hablamos, compartimos fotos, videos y hasta jugamos. Con cada byte que compartimos estamos moldeando nuestro sujeto político que vive en un ágora virtual, el internet.

Ter, una youtuber arquitecta e investigadora española hace un análisis muy interesante sobre la espacialidad y la virtualidad usando los órdenes griegos como base. Si bien es una comparación con aires lúdicos nos sirve para entender cómo nos movemos dentro del espacio público digital y la importancia que tienen las decisiones de quien lo diseña. Ella dice que los órdenes arquitectónicos griegos son los equivalentes a las redes sociales de internet. Los órdenes arquitectónicos son un sistema que atraviesa la obra dotándola de características propias que responden a un contexto histórico. En la Grecia clásica existieron el Dórico, Jónico y Corintio. El Dórico y el Jónico son los mas primitivos, usados para los edificios religiosos y espacios de reunión y el Corintio es el mas elaborado con geometrías mas complejas que hacen referencia a la naturaleza como unidad rectora. Allí se usaban piedras como elementos comunicativos y formadores de un concepto espacial, un lenguaje. La lógica del lenguaje se basa en obtener distintos resultados utilizando los mismos elementos. En las redes este se determina por los contenidos multimedia y tiene un objetivo definido. El lenguaje es el algoritmo.

Facebook como un conjunto de recintos cuadrados cerrados a los que se acceden por puertas privadas. La forma de llegar a un usuario no es muy fácil, por lo que es mas común encontrarse con la gente que piensa de la misma forma que uno. En Twiter la cosa cambia, el espacio es amplio y sin fronteras entre los usuarios por lo que vemos de todo. Esto deriva inevitablemente en un descontrol en el contenido y una sensación de libertad anarquista. Si lo tuviéramos que comparar con algo sería con el patio del jardincito (muchos nenes gritándose en 140 caracteres). Instagram es un espacio lineal, un reel de información ordenada en cuartos sucesivos donde las ideas se extreman fácilmente, si no estas desacuerdo con la voz que hay en un cuarto simplemente no entras y no te va a aparecer nunca mas. La estructura de Instagram es la de la típica casa chorizo (paternalista y moralista antipezones). El resto de las redes también son analizadas y espacializadas en el video de Ter pero me parecía mas interesante dejarlo abierto a cada uno. ¿Cómo te sentís en cada espacio digital?

Los períodos de Internet

Siguiendo con esta analogía agarrada de los pelos entre la civilización griega y el internet se puede establecer un paralelismo, una clasificación genérica y canónica pero no por esto menos interesante, entre los períodos de la civilización griega (Arcaico, Clásico y Helenístico) y el desarrollo del internet. Esta clasificación nace de la clasificación lineal que se hace de la historia clásica. El período Arcaico (700-500 a.C.) es una etapa de iniciación, formación y concreción de las formas que culminarán en el siguiente período. Se van formando, en cada una de las artes, los tipos definitivos y perfectos hacia los que tiende el espíritu idealista del griego. El período Clásico (S. V a S. IV a.C.) representa la culminación y perfeccionamiento de todas las manifestaciones artísticas, plasmando las mejores cualidades del genio helénico. Esta plenitud coincide, no por casualidad, con el desarrollo político, económico y cultural de las “Polis” griegas y el nacimiento del concepto de “Democracia” griego. Aquí también se establecen como tales los órdenes que nombre anteriormente. Y finalmente, el período Helenístico (año 323 a.C.) es el resultado de la fusión del arte griego con las culturas de otros países donde Grecia ejerció su influencia.

En internet, el período Arcaico fue el momento de los primeros blogs y las rudimentarias páginas donde la hazaña de crear el producto digital sobrepasaba al contenido. No existían grandes empresas creadoras de contenido y las páginas eran vínculos aislados como pequeños nichos. Luego vino el período donde nos encontramos hoy, el Clásico, el período donde se crearon leyes y lenguajes de comunicación entre los usuarios de la red y se generaron espacios conectivos entre los contenidos, las redes. Hoy la red que une los usuarios es la información personal. El desarrollo de la vida humana se divide en mundo virtual vs mundo real y el lucro que se puede hacer a partir de la explotación de la información personal. El último período sería aquel en cual las reglas que parecían claras se extreman y las barreras entre realidad y virtualidad se borran. Así como en la Grecia Helenística se difuminó el lenguaje establecido, en el internet post clásico el soporte físico y la virtualidad se replicarían en realidades caóticas. No vivimos este período Helenístico aún pero creo que la pandemia nos está arrojando a experimentar algo muy parecido. Hoy todo ocurre a través de una pantalla. La realidad esta tomando un sentido mixto y las grandes empresas vienen preparando sus soportes para este momento.

¿Estamos listos para un período Helenístico?

No. Bueno, no sé, capaz estoy siendo muy fatalista, pero todavía no existe un consenso general sobre las implicancias de las redes sociales en nuestro día a día y mucho menos de sus consecuencias a largo plazo. Borrar los límites entre virtualidad y el soporte físico necesita de usuarios que tengan pleno conocimiento de las herramientas que poseen con todo lo que traen consigo. El espacio público actual o pre Helenístico de las redes se parece mas a Las Vegas que al ágora griega. Los discursos se disparan como carteles con mensajes cortos y contundentes, no existen espacios grises de unión, ni mucho menos lugares donde poder desarrollar una idea. Son un oasis de consumo que esparce pensamientos funcionales a su misma estructura y enceguecen a los usuarios, o ciudadanos de este espacio, con una falsa ilusión de libertad.

Las diferentes espacialidades están diseñadas por el algoritmo para generar conductas muy específicas en cada usuario tanto dentro como fuera de la aplicación. Así las ideas extremistas se proliferan y repercuten en soporte físico en forma de atentados, muros racistas, movimientos antivacunas y anticuarentena, el bulling.

Somos partícipes del espacio de las redes. Si realmente estamos entrando en lo que definimos como el período Helenístico de internet debemos exigir su reestructuración para que sea funcional a nuestros intereses y no al mercado. Las diferentes espacialidades están diseñadas por el algoritmo para generar conductas muy específicas en cada usuario tanto dentro como fuera de la aplicación.  Exigir un espacio virtual con reglas claras no es sólo un derecho que debemos adquirir sino también una militancia a la que debemos dar forma.


Bibliografía

Ivelic, M. (2020). La especialidad arquitectónica. Obtienearchivo.bcn.cl. Retrieved 15 October 2020, from https://obtienearchivo.bcn.cl/obtienearchivo?id=documentos/10221.1/36356/1/194725.pdf.

Landero, N. (2020). Análisis antropológico en tiempos del coronavirus. Universidad Nacional Arturo Jauretche. Retrieved 15 October 2020, from https://www.unaj.edu.ar/pueblo/revista-pueblo-5/colaboraciones-internacionales/analisis-antropologico-en-tiempos-del-coronavirus/.

Montenegro, A. (2020). Ana Montenegro realizó un análisis de la situación de pandemia desde una perspectiva sociológica | ANTENA LIBRE 89.1 Mhz. ANTENA LIBRE 89.1 Mhz. Retrieved 15 October 2020, from https://www.antena-libre.com.ar/2020/04/17/ana-montenegro-realizo-un-analisis-de-la-situacion-de-pandemia-desde-una-perspectiva-sociologica/.

Sabao, V. (2020). Una perspectiva antropológica sobre la pandemia. El Universitario. Retrieved 15 October 2020, from https://eluniversitario.unnoba.edu.ar/2020/05/19/79116/.

Sucari, J. (2020). Vista de Del espacio público, a la ciudad como hipertexto orgánico.. E-revistes.uji.es. Retrieved 15 October 2020, from https://www.e-revistes.uji.es/index.php/kult-ur/article/view/2244/2144.

 

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>