Sex education 2: It’s my vagina

[Sex education. Educación Sexual Integral. ESI. Sexo. Masturbación. Inseguridad. Asexualidad. Forro. Pastilla del día después. Netflix. Genitalidad. Ley 26.150. Sororidad]

por Melanie Priscila (@kitanawuins )

Sex Education ya está postulada para ser una de las series adolescentes de la nueva década. Con un tono más naif que Euphoria, aborda las problemáticas adolescentes y adultas de una forma didáctica.

Podemos arrancancar con el ejemplo de la diversidad sexual abordada, como todo, desde la ESI (Educación Sexual Integral): que un pibe le diga a otro que si no está listo para ser sincero y hablar abiertamente con su pareja, por miedo o vergüenza, no está listo para coger con él, es precioso. Ver la explicación de cómo tener sexo anal sin mancharse, hablar sobre asexualidad, inseguridades, masturbación. Saber que hay otres a les que les da vergüenza alguna parte de su cuerpo durante un encuentro sexual; entender que les adultes no la tienen del todo clara nunca, entender que les  profesores no lo saben todo, que también sufren, que las madres también necesitan y quieren coger. Todo es ESI.

La Educación Sexual Integral quiere superar la corriente que la relaciona solamente a ‘genitalidad‘ o a ‘relaciones sexuales’. Debemos entender que, como dice la Ley 26.150, la sexualidad abarca aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos y es nuestra tarea considerarla como una de las dimensiones constitutivas de la persona, relevante para su despliegue y bienestar durante toda la vida.

Como la sexualidad siempre estuvo presente en las escuelas (incluso en las religiosas) aunque silenciada, omitida o como tabú, también siempre fue una forma de vincularse. La ESI propone pensarla más allá de lo anatómico o fisiológico: quiere que la abordemos socio-históricamente, culturalmente, psicológicamente, como una dimensión con valores, sentimientos y emociones que no tienen nunca menos peso que lo estrictamente corporal. Viene a enseñarnos que la sexualidad es cuidarnos, pero también disfrutar, respetar nuestro propio cuerpo y el de les demás, así como todo el abanico de sentimientos.

Algunas cuestiones de esta temporada llamaron más mi atención:

  • La naturalidad de la diversidad cultural y étnica.
  • El acercamiento a las relaciones gays.
  • El acoso sexual de todo tipo que recibimos durante toda la vida las mujeres
  • Lo bien conceptualizada que está la sororidad.

Y acá me voy a explayar  en esto último.

La sororidad

La sororidad nace como una hermandad femenina, una unión que tenemos que va más allá de amistad o siquiera conocimiento de la otra (incluyo todas las identidades que se autoperciban feminizadas). La sororidad surge como respuesta a la necesidad de crear redes de mujeres que militen la equidad[1].

El término sororidad proviene de la palabra inglesa “sisterhood”, utilizada en los años 70 por Kate Millet, referente del feminismo de la segunda ola y autora de Política sexual.

Años más tarde, la académica mexicana, Marcela Lagarde[2], lo trajo al español: sororidad.  La considera “una propuesta política” para que las mujeres se alíen, trabajen juntasm y encabecen los movimientos.

En esta temporada de la serie, Aimee es acosada sexualmente en el bondi que se toma para ir al colegio: un tipo “común y corriente” que le sonríe al subir se masturba en su pierna y eyacula en sus jeans. Aimee se da cuenta, se baja muy angustiada y llega caminando a clases. Le cuenta el episodio a Maeve, restándole importancia, pero Maeve le dice que fue una agresión sexual y la lleva a hacer la denuncia.

Cuando Aimee llega a su casa después de ese tremendo día, vemos cómo toma conciencia de su angustia y llora.

Esta es una escena que -con más o menos coincidencias- vivimos todas las mujeres en algún momento de nuestras vidas y, a fuerza de miedo y hartazgo, aprendemos a naturalizarlo para poder seguir viviendo tranquilas con la excusa de que “los hombres son así”, “es algún enfermito”, etc. Normalizamos, lo hacemos parte de nuestras vidas, lo esperamos, cambiamos nuestras rutinas y nuestras rutas para evitar acosos, le pedimos a gente que nos acompañe, volvemos de día o en taxis.

Aimee deja de subirse al bondi. Se paraliza, tiene pánico de encontrarse a ese hombre o a cualquiera que pueda hacerle lo mismo, se siente expuesta, insegura. Le robaron su espacio público. Su libertad.

Cuando lo cuenta a un grupo de compañeras (no amigas) con las que no logran unificarse bajo un tema, gusto, tópico, o algo que compartan, todas empiezan a hablar de sus experiencias de acosos sexual en espacios públicos. Todas. Pero no se quedan llorando. Lloran, pero se levantan, rompen todo (literal y metafóricamente) y acompañan en manada a Aimee a subir a su próximo bondi. Juntas. Porque el universo las cría y el patriarcado las amontona, para bien.

En esa escena, de 10 segundos, 15 como mucho, resumen la sororidad (como lo fue la escena de “It´s my vagina en la S01)

La serie tiene tantos ejes como preservativo diversos hay en el mundo, así que sólo por nombrar algunos quisiera destacar:

– La diversidad sexual y de géneros (que aunque es lo que más se está incluyendo en material audiovisual, no siempre está bien abordado). La Ley N° 26.206 (Ley de Educación Nacional Argentina)  establece en su artículo 11° los fines y objetivos de la política educativa nacional, y teniendo en cuenta esos objetivos y los mencionados en el Artículo 3, la ley pretende propiciar aprendizajes basados en el respeto por la diversidad y el rechazo por todas las formas de discriminación. En relación a la aplicación trasversal de la ESI en materias como, por ejemplo, Formación ética y Ciudadana, se propone educación para reconocer lo que nos une y lo que nos diferencia como personas, grupos y comunidades, con énfasis en la construcción socio-histórica de esas identidades, promoviendo así la aceptación y la convivencia en la diversidad.

-La cuestión de clase, salvando distancias con la realidad argentina (tenés gente que vive en mansiones y gente que vive en remolques). Si bien esta es una cuestión más de la sociología, poder reconocer diferencias y convivir con ellas, estudiarlas, entenderlas, empatizar, es esencial para establecer relaciones, sexo-afectivas o no, con les demás. No somos seres escindidos. No podemos relacionarnos sin integrar todas nuestras vivencias y particularidades, y la Educación Sexual Integral es esencial porque nos ayuda a relacionarnos otras realidades.

-La cuestión de la discapacidad, tema no menor ya que introduce la charla sobre personas con discapacidad en relaciones sexo-afectivas en lo que esperamos que sea un manual de interseccionalidad[3]. Hay una movida muy copada que yo conocí con el documental YES, WE FUCK, que explora la sexualidad de las personas con diversidad funcional. En seis historias se tratan diferentes temáticas que incluyen la vivencia de la propia sexualidad, la vida en pareja, la prostitución o la asistencia sexual. La inclusión de la dimensión sexo-afectiva en personas con discapacidad es esencial para dejar de verles como humanes asexuados o infantiles, y entender que esas necesidades aparecen como en todes.

Otro gran eje es el tratamiento de la responsabilidad en todas sus aristas: sexual (Otis teniendo sexo con Ruby sin protección –qué mal- pero acompañándola a comprar la pastilla del día después y apoyándola en el proceso –qué bien-), afectiva (la mamá de Otis en su relación con Jakob; el triángulo EricRahimAdam mal manejado) y parental (la madre de Maeve cayendo así de la nada con otra hija, sin trabajo y volviendo a consumir, y aún sin novedades del padre). Todo se abre a discusión, todo se pone en la mesa y te dicen “bueno, a ver qué hacemos con esto” y eso me parece lo esencial de las producciones artísticas. Interpelar, hacer pensar.

Cuestionar

¿Es una serie adolescente? Sí

¿Es de una multinacional que factura con esto? Sí

¿Es pedagogía necesaria? Por supuesto

Nuestres niñes y adolescentes necesitan ESI urgente, y dada la falta de aplicación de la ley en las instituciones educativas de Argentina, Sex Education es una de las grandes herramientas para abordarla con hijes, alumnes, hermanes, etc. Para la generación Z, estas plataformas online de contenidos son interlocutores válidos, les prestan atención, les creen. Y eso, en este caso, nos sirve.

Educación Sexual Integral a un WiFi (y una cuenta amiga) de distancia.


[1] Hablo de equidad y no de igualdad porque la equidad supone tener en cuenta las necesidades específicas de cada grupo para poder ofrecer respuestas acordes. La igualdad brindaría las mismas respuestas a todxs sin tener en cuenta estas particularidades.

[2] Antropóloga e investigadora mexicana. Es etnóloga, maestra, y doctora en antropología, reconocida internacionalmente por sus obras feministas, su vida es el ejemplo de la construcción de los pilares para la equidad desde el activismo y la política.

[3] La interseccionalidad es un término acuñado en 1989 por la activista y académica Kimberlé Williams Crenshaw. Es el estudio de las identidades sociales solapadas o intersectadas y sus respectivos sistemas de opresión, dominación o discriminación.

 

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>