Succession: la familia como un conjunto de esclavos domésticos

[Succession. Familia. Logan Roy. Connor. Siobhan. Kendall. Roman. Leonardo Schvarstein. Institución. Berger. Luckmann. Jesse Armstrong. Opinión pública. Multimedio]

por Lourdes Leblebidjian (@lululeble)

A través de películas y series pasamos por organizaciones que nunca llegaríamos a pisar: agencias de publicidad, orfanatos, productoras de televisión. Succession es sin dudas una de las oportunidades para adentrarnos a una institución. En este caso, bastante particular. Lo que destaca ampliamente en esta producción audiovisual son los integrantes que conforman la familia Roy, dueña de la empresa Waystar Royco: Logan, el padre de familia, y sus hijos Connor, Siobhan, Kendall y Roman. No hay un personaje principal. Como tampoco héroes ni heroínas. Solo una familia  cuyos integrantes gozan de ser ambiguos y peligrosos, inmaduros y complicados, con acciones impredecibles. Cuando los protagonistas de la serie dejan de lado sus delirios y dramas de ricos, cada uno se cree un gran estratega en los negocios de Waystar Royco e intenta persuadir de  distintas maneras a su padre para apoderarse de la empresa.

Primero es necesario distinguir entre organización e institución ya que no son lo mismo. Leonardo Schvarstein, un ingeniero y psicólogo social argentino, aborda el análisis institucional desde una perspectiva inclusiva y determinante y provee la definición de institución como “cuerpos normativos jurídicos culturales compuestos de ideas, valores, creencias y leyes que determinan las formas de intercambio social” (Schvarstein, 1992). Menciona que la institución marca la manera de hacer y de pensar de los sujetos de la sociedad, como también define los roles. Como explica el autor, la institución es un nivel de la realidad social que define cuanto está establecido. Por otro lado, cuando hablamos de organización nos referimos  a establecimientos como escuelas, fábricas, hospitales, es decir, espacios con finalidad asignada. Trasladándolo a la serie en cuestión, la organización es la empresa Waystar Royco que materializa aspectos de la institución comunicación, política, familia, etc. La organización es la puesta en escena de un orden simbólico instituido. Esta definición es fundamental  para  ver cómo las instituciones presentes a lo largo de toda la serie condicionan la dinámica de la organización, como también los roles que cumplen cada uno de los personajes. Esto se relaciona con la noción de atravesamiento que explica Schvarstein, quien sostiene que la relación entre institución y organización no es unidireccional, sino  de determinación recíproca.  Dicho atravesamiento es el que permite comprender cómo determinados modos de hacer y de pensar se producen y se reproducen en una sociedad.

Sin embargo, los cambios y transformaciones que se producen en las organizaciones e instituciones se puede materializar por la dialéctica entre lo instituido y lo instituyente. Schvarstein plantea  la noción de lo “instituido”, como aquello que está establecido, un conjuntos de normas y valores dominantes así como el sistema de roles que constituye el sostén de todo orden social. Mientras que lo instituyente es una fuerza que se presenta como protesta y negación de lo instituido. Tanto Schvarstein como Berger y Luckman,  plantean la dialéctica de lo instituido e instituyente que es parte de la  dinámica de conservación del orden social y la institución. En Succesion está representado lo instituido de manera muy clara: aquellas normas y formas establecidas bajo la dirección de Logan, el padre de familia y director de la empresa, que están instauradas, amenazadas, o en una continua pelea con las fuerzas instituyentes que buscan asentarse y obtener la dirección. Las fuerzas instituyentes en este caso serían el orden que busca instaurar Kendall, hijo del medio, que tiene una visión comercial más lúcida y moderna.  La serie muestra cómo  en la  familia el deber ser hijo/padre/madre es tener asignado ya una serie de normas en función de un lugar preestablecido. Del mismo modo, un trabajador también ingresa a una empresa ubicándose en un lugar predeterminado. En la medida en que la institución ha sido fundada, los nuevos “miembros” pierden su poder instituyente en esa institución.

Como mencione antes las organizaciones están atravesadas por muchas instituciones que determinan verticalmente aspectos de las interacciones sociales que allí se establecen. Los caprichos de Logan Roy en cada junta de accionistas pueden cambiar el rumbo social, económico y político de un país entero, al igual que una pelea entre padre e hijos.  Jesse Armstrong juega con la idea de que la familia es una empresa y la empresa una familia. Todo lo que atraviesa a la organización influye en la familia y viceversa, los problemas y adversidades que se dan entre los familiares influyen en la organización de la empresa.  Tal como plantea  Engels, quien menciona cómo la familia desde sus orígenes se convierte en una unidad de producción de la sociedad, entonces  es natural que viva en el seno familiar los conflictos sociales propios de los avatares de producción. Sobre esto Marx agrega: “La familia moderna contiene en germen, no sólo la esclavitud, sino también la servidumbre (..). Encierra, in miniature, todos los antagonismos que se desarrollan más adelante en la sociedad y en su Estado”.

Cuando parece que Siobhan se enamora, cuando Logan parece ser comprensivo con  su hijo Kendall, cuando los hermanos parecen apoyarse, la serie sorprende dejando a la luz el carácter de los personajes y sus sentimientos: inseguridad, inferioridad, la autocompasión, la incertidumbre, la vergüenza, la venganza, el miedo. Si tuviera que elegir una escena o imagen que mejor describiera esto es la imagen de la introducción de la serie. Es  esa mano agarrada del padre con su hijo para  una foto solamente. Sus sentimientos duran unos segundos, un disparo de una cámara, un plano, después: el poder y lo material se cruza y los suelta.

Otra institución que está presente  a lo largo de la serie es la sexualidad. Sobre esto, Berger y Luckamn explican que “está dirigida y a veces estructurada rígidamente en cada cultura particular. Toda cultura tiene una configuración sexual distintiva, con sus propias pautas especializadas de comportamiento sexual y sus propios supuestos “antropológicos” en el campo sexual.” En la serie se puede ver cómo dentro de la cultura familiar hay un conflicto entorno a esta institución, ya que los cuatros hijos vivencian distintas dificultades a la hora de relacionarse sexualmente con sus parejas. En las tramas de significados y sentidos construidas dentro de familia Roy, la institución sexualidad presenta falencias.

Los Roy construyen opinión pública

La empresa familiar de multimedios que construye Jesse Armstrong presenta muchas funciones subyacentes. Por ejemplo, crear una opinión pública que busca mantener cierto orden social, también mostrar aspectos de la realidad con cierto sensacionalismo que sirven para que  los públicos consuman  dejando de lado muchas voces. Ésta última función negada responde a una lógica consumista, donde la información es un producto que se elabora cada vez con más rapidez para ser consumido y tirado.

Rene Loureau, un exponente del socioanálisis, desarrolla el concepto de la función negada al retomar la dialéctica de Hegel para abordar de manera completa la institución, analizando la negatividad que actúa sobre ella y en sus elementos. El trabajo de lo negativo indica que no existe un dato positivo en estado puro, puesto que la unidad positiva no es más que un momento. El autor explica que la función oficial de una organización está ligada a otras finalidades creadas por la existencia de relaciones entre organizaciones, así como por las relaciones que mantiene con el conjunto del sistema social.

Entre las relaciones que se dan entre las mismas organizaciones se presenta el vínculo con el Estado. Cuando las organizaciones son pequeñas o medianas ven al Estado como patrón. En cambio cuando las organizaciones tienen una gran potencia tienden a igualar o poner en jaque al Estado.  Esta es otra función negada que se ve claramente en la empresa de gran poder Waystar Royco, que busca asegurarse la hegemonía y está en continuas negociaciones tanto con la política como con organizaciones de la misma envergadura que son las que lideran el país.  El tamaño y poder de Waystar Royco se ve en el poder que posee Logan, quien se puede dar el lujo de enojarse con el presidente de los Estados Unidos y cortarle el teléfono.

Succession es una serie en que se sufre y disfruta el proceso. Ver esta serie es estar frente a un accidente que ocurre de a poco, donde nadie aprende sus lecciones y donde no existe el trabajo en equipo. Los roles que están asignados en la empresa como en la familia se unen por algún interés en particular. Y así se consolidan grupos. Ya sea por cierta rivalidad o en busca de cierto beneficio, los personajes comienzan a formar grupos. Una empresa de la magnitud de Waystar Royco no puede ser un grupo debido a que no hay una percepción mutua. Pero en cada departamento de la empresa como dentro de la familia Roy se conforman grupos informales. Al comienzo de la serie se incorpora a la familia un primo que busca ascender del puesto de animador en los parques de diversión a un puesto en la empresa de medios.  Los otros miembros de la familia tardan en integrarlo. Pero se encuentra con el marido de Siobhan, Tom, quien también siempre está  al margen de las decisiones y encasillado en el rol de inútil, y es quien le ofrece incluirlo a un puesto pero con mucho sometimiento. Estos personajes aislados y marginados por la familia principal se unen y logran ser percibidos por Logan (cuando se presenta el conflicto de los cruceros).

La figura del líder, en este caso, Logan Roy, es tan fuerte para la familia y la empresa que genera una dependencia que  lleva a los miembros a actuar según el supuesto básico de la dependencia: “como  si fueran inadecuados o inmaduros, como si no supieran nada y nada pudiera aportar” explica otro experto, Bion. Logan Roy es una líder tan avasallador y ambiguo que cuando no genera el supuesto básico de dependencia también logra que los personajes  se unan entorno a la idea de él como un enemigo en común y que deben combatir  o huir de él. Otro supuesto que plantea Bion, es el de ataque fuga, donde el líder también es importante para conservar el grupo. En este caso falla ya que Kendall es quien encabeza un golpe juntando votos para sacar de su lugar a Logan como máximo responsable de la compañía, pero la personalidad inestable y el control que tiene el padre sobre él hacen que sea imposible arribar al objetivo propuesto.

La serie no solo se destaca por esos personajes que se pegan como nenes en un auditorio y que siempre están a punto de revelarse de su padre mientras caminan hacia sus brazos para no caerse como un bebé que está aprendiendo a caminar,  sino también  por la organización que presenta. El lema “ninguna persona real involucrada” usado por el departamento de cruceros y entretenimientos de Waystar Royco tiene una connotación técnica específica y bastante despreciable pero puede aplicarse también al universo entero de Succession, incluyendo a la familia protagónica. En el mundo creado dentro y alrededor de los Roy, donde no existen límites entre la empresa y la familia, no parecen haber “personas reales”: hay necesidades, objetivos, metas, deudas y cuentas pendientes, cálculos y negociaciones. La serie Succession remite al significado etimológico de la palabra familia: “Famulus, quiere decir esclavo doméstico, y familia es el conjunto de los esclavos pertenecientes a un mismo hombre”.

 

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>