Viajar en el tiempo: entre conceptos de niños y teorías esbozadas por gordos-internet

por Manu Rivero (@_mrmanu)

Marty McFly está cerca. Finalmente, después de tantas jodas al respecto llegó octubre de 2015. Y entonces empezamos a ver por todos lados a Michael J. Fox con el chalequito naranja, la patineta voladora, la pepsi modernosa. Las redes explotan para darle la bienvenida al Delorean, al futuro. Porque si, llegamos al futuro muchachos. El mundo no se terminó ni en el 2000 ni en el 2012 y parece que vamos a seguir girando en esta contaminada nave espacial muchísimo tiempo.

mcfly_hoverboard

Y entonces un poquito nos agarra envidia, porque qué suertudo el McFly este. Yendo y viniendo del oeste a donde las patinetas vuelan, rompiendo la soga esa que nos ata a vivir y a morirnos de forma lineal, como el tiempo. ¿Por qué no estaciona en casa un viejo con un auto modificado para viajar en el tiempo?

¿Quién no quiso alguna vez viajar en el tiempo? Marty y el Doc nos miran triunfantes desde la pantalla, riéndose un poco de nuestra vida unidireccional. ¡Y no son los únicos! El cine hizo mucho respecto al tema, quizás destacando más el lado oscuro del desplazamiento temporal.

marty_mcfly_793_544x

12 Monkeys (Terry Gillian, 1995) pone en escena a un Bruce Willis que asegura venir del futuro a evitar una conspiración y es internado en un hospital psiquiátrico por gente de 1990 que claramente no le cree. Ahí conoce a un loco encarnado por Brad Pitt pero tampoco es cuestión de contarles toda la película. Otra bastante destacable es The Butterfly Effect en donde Ashton Kutcher releyendo sus diarios de la infancia, vuelve para cambiar el futuro afectando ciertas cosas en el pasado. La misma saga Terminator tiene como base de su argumento el viajar al pasado para cambiar un futuro horrible y gobernado por las maquinas. También podemos nombrar Deja Vu y Source Code¸ más de “esa acción estadounidense en donde todo explota todo el tiempo”

Al nivel de Back To The Future no podemos no hablar de Dr. Who, la serie inglesa con tintes tragicómicos que ha sido considerada la serie más larga del mundo y un icono mundial en la cultura pop.

tumblr_mlh1ovwNN11qbhwxmo1_250

Hay muchísima ficción sobre el desplazamiento temporal, no solo en el cine, en la literatura podemos encontrar títulos como Un yanqui en la corte del Rey Arturo (Mark Twain) 22/11/63 (Stephen King) y ni hablar de todo el material de Bradbury o Asimov.

Pero EN FIN (¿a qué vas, Manuel?) todo este material nos entra por los sentidos y se queda a vivir en el cerebro donde se la pasa molestando: al alimentar nuestro gordo cinéfilo interior con todo el material que encontramos respecto a los viajes en el tiempo es inevitable que terminemos preguntándonos ¿Sera posible? ¿Podremos viajar en el tiempo?

Entonces muy emocionados mientras todavía se están reproduciendo los creditos de cualquiera de las películas arriba nombradas, entramos a Google y tipeamos Viajes en el tiempo wiki y encontramos cosas más o menos así:

Sin títuloBueno, en el caso de que nuestro gordo-cinéfilo-interior sea también un poco amante de la ciencia y la física cuántica vamos a disfrutar leyendo este tipo de artículos. Si no, probablemente nos aburramos y sigamos con las películas. Sin embargo si uno persevera en Internet pueden encontrarse cosas muy interesantes (totalmente refutables pero no hay que pensar en eso) que incrementan nuestra esperanza de poder volver algún día a los 60 a ver a los Beatles en vivo.

Una de las historias más renombradas y misteriosas (espero no estar sonando como un video de Dross) acerca de los viajes en el tiempo es la de John Titor.

maxresdefault

John Titor (también identificado con el nombre de usuario TimeTravel_0) fue un usuario de varios foros, allá lejos y hace tiempo, en los comienzos de Internet. Aseguraba ser un soldado enviado desde 2036 a buscar una computadora IBM 5100, para contribuir a salvar el mundo.

Titor hablaba de un futuro bastante desastroso, en el cual, luego de una guerra nuclear ocurrida antes de 2015, Estados Unidos se hallaba dividido en 5 regiones y las demás potencias mundiales habían sido destruidas. El ambiente y el mundo también estaban devastados. Este intrigante usuario publicó, incluso, las partes que debía tener una máquina del tiempo como la que el tenia en el baúl de un Corvette (a quien interese y tenga ganas de hacer un tutorial pueden buscarlas) y respondió todas las preguntas que le hicieron a lo largo de los 4 meses que estuvo conectado. Predijo ciertas cosas que pasarían a futuro como el aumento del conflicto en medio oriente, o que habría un presidente negro en la casa blanca, entre otras situaciones que teóricamente se darían entre 2004 y 2036.

El 24 de marzo de 2001 John Titor se despidió con el mensaje “llevar una lata de gasolina para cuando el auto muera al costado, firmado por siempre y regreso a casa” afirmando que volvería a aparecer en 2036. Desde ese momento comenzó una especie de culto hacia esta persona que afirmaba ser un viajero del tiempo. Sus seguidores reafirman sus predicciones y asumen que si algunas no se cumplieron fue porque Titor cambió el pasado para salvarnos. Aun hoy en día y luego de varias investigaciones, especulaciones, y gente en busca de ganar plata con la historia, sigue sin saberse quien era este misterioso tipo (y sigo sonando como Dross, la puta madre)

images

Con todo el contenido disponible se pueden escribir libros sobre las teorías que abarcan esta historia, pero tengo que concluir el ensayo de alguna manera, y me gustaría hacerlo afirmándoles que los viajes en el tiempo van a existir en algún momento. Y aunque tu primo el que estudia matemáticas asegure y tenga pruebas de lo contrario, no dejes de tener esperanzas de que haya un vos del futuro escondido por ahí para no causar paradojas.

Es cuestión de cerrar los ojos y pensar yo creo, como hacían en no me acuerdo que cuento infantil (Nota del Editor: habla de Peter Pan). Y quien sabe, en una de esas el DeLorean se estaciona uno de estos días en la vereda del frente de tu casa.

bc5681d6952edb4d35d1b14bc72fb346

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>